jueves, 8 de abril de 2021

SCÒPIC MINIATUR BARCELONA

a) ¿Qué era Scòpic Miniatur Barcelona?

Scòpic Miniatur Barcelona se autodefinía por sus promotores como un centro de ocio familiar, teniendo el tren como protagonista. Existían recintos de similares características en el centro de Europa, así por ejemplo se pueden citar los siguientes: LOXX Miniatur World, en Berlín (desde el año 2.003); o Miniatur-Wunderland, en Hamburgo (desde el año 2.008).

Scòpic Miniatur Barcelona abrió sus puertas a finales del año 2.014, durante poco más de un año, hasta la primavera del año 2.016. Otras iniciativas similares de este tipo que podemos encontrar actualmente en nuestro país son: Rail Home BCN, en Igualada (desde el año 2.014); o Màgic Món del Tren, en Santa Eugènia de Berga, Barcelona (desde el año 2.011).

b) Descripción de Scòpic Miniatur Barcelona:

Scòpic Miniatur Barcelona abrió sus puertas al público en varias fases. Con una ubicación privilegiada en cuanto a comunicaciones y transporte público, pues el recinto se encontraba muy próximo a la Estación de Barcelona-Sants, concretamente en la calle Tarragona nº 177, en un local de dos plantas, de unos 6.000 metros cuadrados, que anteriormente había sido un gran hipermercado. Desde mediados del año 2.014 se había estado trabajando en dicho local, que había sido adquirido en régimen de arrendamiento, para adecuarlo al nuevo uso y poder abrir sus puertas al público, en una primera fase, el sábado 20 de diciembre de 2.014.

Entre sus instalaciones, se contaba con una zona de taquillas, librería, ludoteca para niños, cafetería, y lavabos, así como una serie de despachos para el trabajo del personal técnico. Era en esta planta donde se ubicaba el circuito de modelismo tripulado a escala, con galga de cinco pulgadas, el "Tren Tripulat". Gracias al juego de luces y de colores, se conseguía un efecto de estar al aire libre, ya que dicho local carecía de ventanas al exterior, únicamente se contaba con unos ventanales en la zona de acceso desde la calle.

El extenso circuito de modelismo tripulado a escala de Scòpic Miniatur Barcelona contaba con unos 400 metros de vías, y una única estación. Entre los modelos que llegaron a circular por este circuito de modelismo tripulado a escala, se puede mencionar una réplica de la locomotora eléctrica serie 269 de RENFE, en colores amarillo/gris (también llamados colores "taxi").

Adjunto fotografía propia de esta locomotora eléctrica (click para ampliar):












Durante esa primera fase de Scòpic Miniatur Barcelona, la entrada al recinto era libre y gratuita, teniendo que abonar únicamente el billete del tren del circuito de modelismo tripulado quienes deseaban hacer uso de él. Mientras tanto, en la planta sótano, cerrada al público, se trabaja a destajo en lo que debería haber sido la maqueta más grande de Europa a escala HO.

El viernes 26 de junio de 2.015, quedaba inaugurada la segunda fase de Scòpic Miniatur Barcelona, abriendo la planta sótano al público, lugar donde quedaba expuesta la gran maqueta a escala HO, la cual iba a estar en constante evolución y construcción, para en el plazo de unos diez años, convertirse en la maqueta más grande de Europa. A la planta sótano se accedía desde la zona de la librería, mediante unas escaleras, o bien mediante un ascensor, con lo cual el recinto quedaba accesible para todos los públicos. Además de la gran maqueta, en la planta sótano estaba el puesto de control de la misma, así como una exposición temporal acerca de los veinticinco años del Museu del Ferrocarril de Vilanova, pudiéndose contemplar, entre otros trenes, una réplica a escala del Tren del Centenario.

Desde ese momento, el acceso a Scòpic Miniatur Barcelona pasó a ser con entrada de pago, con una lista de tarifas que a continuación detallo.

c) Las tarifas y los horarios de apertura de Scòpic Miniatur Barcelona:

La entrada general, era de 14 euros. La entrada reducida (para jubilados, estudiantes menores de 26 años, y discapacitados con acreditación), era de 12 euros. La entrada junior (para los niños de 5 a 16 años), era de 9,80 euros. La entrada infantil (para los menores de 5 años), era gratuita. Para los grupos de más de 15 personas (adultas), existía una entrada de grupo a un precio de 12 euros por persona. La entrada familiar (para dos adultos, más dos niños), era de 47,60 euros, y tenía carácter de pase libre, para visitar el recinto de manera ilimitada. Igualmente, se estableció un pase libre de visita ilimitada para los grupos formados por cuatro adultos, cuyo precio era de 56 euros.

Durante el verano de 2.015 se ofreció un 20% de descuento sobre el precio de todas las entradas, hasta el 31 de agosto, con una promoción que permitía para todas las entradas una segunda visita al recinto de manera gratuita, promoción que se prorrogaría un mes más, hasta finales de septiembre. Así pues, por ejemplo, el precio de la entrada general quedaba reducido durante esa promoción a 11,20 euros, con la posibilidad de realizar una segunda visita gratuita.

Se ofrecía también la posibilidad de contratar la celebración de fiestas de cumpleaños para niños. Entre las actividades, se ofrecía un viaje con el "Tren Tripulat", un taller de trabajos manuales en la ludoteca, y una merienda en la cafetería, La duración era de unas dos horas, y era una actividad pensada para niños de 4 a 12 años de edad. El número mínimo de participantes era de 10 niños, mientras que el número máximo de participantes era de 20 niños. El precio era de 14 euros por niño, y en el caso de no llegar a un mínimo de participantes, había que abonar además la diferencia de precio. El refrigerio en la cafetería consistía en lo siguiente: patatas, panecillos de jamón y queso, pan de molde con crema de chocolate, pastel de aniversario, y refrescos (sin cafeína) o agua. La bebida o el refrigerio para los padres de los niños, no estaba incluido en el precio de la actividad, y debía ser abonado aparte si acaso deseaban hacer alguna consumición.

En cuanto a los horarios de apertura del recinto, eran todos los días de 10h. a 20h., ya fuesen laborables, sábados, domingos, o festivos, teniendo como única excepción los siguientes días festivos: 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 11 de setiembre, 25 y 26 de diciembre. Hay que destacar que el día festivo 12 de octubre (festividad de la Hispanidad), Scòpic Miniatur Barcelona sí que abrió sus puertas al público, así como los días festivos 6 y 8 de diciembre (festividades de la Constitución, y de la Inmaculada Concepción, respectivamente), en los cuales Scòpic Miniatur Barcelona también abrió sus puertas al público.

d) La gran maqueta a escala HO de Scòpic Miniatur Barcelona:

Ubicada en la planta sótano del recinto, con una superficie aproximada de unos 3.000 metros cuadrados, aspiraba a convertirse en la maqueta a escala HO más grande de Europa, en un plazo de unos diez años, en permanente evolución y construcción. Finalmente, ni resultó ser la maqueta más grande de Europa, ni tan siquiera de España, debido al cierre del recinto. 

Se pudo llegar a construir varias secciones de la misma. El puesto de mando de la maqueta quedaba a la vista del visitante. La primera zona de la maqueta que se encontraba el visitante era la zona del Puerto de Barcelona, con un exhaustivo detallado del castillo de Montjuïch, así como de su teleférico. La zona portuaria estaba detallada con su entramado de vías y embarcaciones como las populares "golondrinas".

La siguiente zona correspondía a la Estación de Barcelona-Sants, con una reproducción muy detallada de la misma, incluyendo la nueva zona de vías de la estación, que en subterráneo, quedaban a la vista del espectador, pudiendo así de esta forma contemplar la circulación de los trenes. Sus alrededores estaban también muy detallados, como por ejemplo el parque de Joan Miró.

Una zona que quedó en construcción, pero muy avanzada, fue la correspondiente al barrio de La Sagrera, escena la cual se reprodujo la Plaza Masadas (muy conocida por los aficionados al modelismo ferroviario por celebrarse allí durante muchos años el mercadillo de modelismo ferroviario cada primer domingo de mes, excepto agosto). Una obra emblemática que también se reprodujo en el entramado de vías, fue el puente de Santiago Calatrava.

Sin lugar a dudas, lo que más llamaba la atención de los visitantes, era la réplica a escala de la Estación de Francia, con techo descubierto para que el espectador pudiese contemplar el detallado haz de vías.

Finalmente, quedaba reproducida también la zona de Sant Adrià de Besós, escenario en el cual además se reproducían con detalle las típicas torres de la central térmica, así como el Museo de Historia de la Inmigración, con una réplica del edificio y de la exposición permanente "El Sevillano", del cual forma parte un coche de viajeros tipo 8.000, y quedaba reproducido en el escenario.

La maqueta contaba con una escenografía y puesta en escena de luces y colores, que permitían situar al espectador y darle la sensación de ambientación diurna o de ambientación nocturna, a pesar de estar ubicada en un sótano sin ningún tipo de iluminación natural procedente del exterior.

Tras el cierre de Scòpic Miniatur Barcelona, la gran maqueta pasó a formar parte de los fondos del Museu del Ferrocarril de Vilanova, pues hubiese sido una auténtica lástima perder y deshacerse de esta gran maqueta sin más. 

Adjunto unas fotografías propias de la gran maqueta, por el mismo orden según todo lo comentado en este apartado (click para ampliar):

















e) Cierre y final de Scòpic Miniatur Barcelona:

El jueves 7 de abril de 2.016, Scòpic Miniatur Barcelona cerraba sus puertas al público definitivamente, al parecer por problemas económicos y balances de cuentas negativos. Mantener un gran local de esas características, con sus correspondientes gastos en conceptos de arrendamientos urbanos, así como los suministros del local, y los sueldos de sus empleados, fue del todo insostenible para sus promotores. Si bien es importante destacar que nunca se ofreció una explicación "oficial" por parte de sus promotores, acerca de los motivos del cierre del local, cancelando al mismo tiempo sus perfiles en las principales redes sociales, sin más explicación.

Tal vez una política de precios desacertada, con unos precios tal vez demasiado elevados, y una falta de promoción, más enfocada hacia el público familiar, fueron también las causas. No tenía demasiado sentido abrir todos los días el local, cuando los principales días de visita del público familiar son los días correspondientes a los fines de semana y los días festivos, mientras que los días laborables el número de visitantes se reducía considerablemente, por lo tanto y para reducir costes, una muy buena idea hubiese sido abrir el local al público solamente los fines de semana y festivos. La principal baza económica de Barcelona es el turismo, y se hubiese podido promocionar en este sentido, ya que la maqueta reproducía lugares y edificios emblemáticos de la ciudad, y por lo tanto podía resultar de interés para el turismo, mediante una campaña publicitaria con folletos en los hoteles de la ciudad, para atraer al turismo. A la vez que se hubiese podido aprovechar la cercana parada del Barcelona Bus Turístic (con una parada muy próxima existente desde hace muchos años junto a la Estación de Barcelona-Sants), promocionando el lugar, ofreciendo descuentos en la entrada para los visitantes que hubiesen podido visitar el recinto con este autobús. 

La inserción en la gran maqueta de simbología independentista catalana, provocó también el malestar de algunos de sus visitantes, y como mínimo pudo herir algunas sensibilidades. Es una mala idea mezclar trenes y política. El problema es que esta simbología no representaba la realidad, ya que se introdujo en algunos edificios emblemáticos de la ciudad que nunca la lucieron, en realidad.

Finalmente, tal y como comenté en el anterior apartado, la gran maqueta pasó a formar parte de los fondos del Museu del Ferrocarril de Vilanova, quedando a la espera de un espacio disponible para su exposición en el futuro, en dicho museo ferroviario.

f) Conclusión y valoración final de Scòpic Miniatur Barcelona:

Mi opinión es que fue una auténtica lástima el cierre de un local de estas características, el cual intentaba asimilarse a recintos de similares características europeos, tal y como expuse en el primer apartado de esta misma entrada. Lamentablemente, en nuestro país no existe ni una tradición, ni una cultura ferroviaria tan alta como en otros países europeos, siendo el número de aficionados al ferrocarril en nuestro país, bastante menor. 

Si a ello añadimos que el aficionado, después de pagar el precio de una entrada considerable, debe compartir su espacio con un público mayoritariamente familiar, soportando los gritos y las carreras de los niños, como si estuviese en un parvulario o en una guardería, es probable que no le apetezca repetir visita, ni aunque el aliciente para volver a hacerlo fuese "una maqueta en constante evolución que aspiraba a ser la más grande de Europa en un plazo de diez años". Evidentemente el aficionado al ferrocarril puede ser también público familiar y no molestarle esta circunstancia, sin embargo hay que comprender que haya personas que esta circunstancia sí les ocasionase molestias. 

Aunque volviendo de nuevo al primer apartado de esta misma entrada, y sin salir de nuestro país, existen dos iniciativas de similares características, que a día de hoy todavía siguen funcionando: Rail Home BCN, en Igualada (desde el año 2.014); o Màgic Món del Tren, en Santa Eugènia de Berga, Barcelona (desde el año 2.011). Habrá que preguntarse pues, qué es lo que falló o lo que no funcionó en Scòpic Miniatur Barcelona, el cual, al final de su vida activa, contó tanto con defensores, como con detractores.

Mi opinión es favorable, en conjunto, y sentí una gran lástima con el cierre del lugar, el cual llegué a visitar hasta cuatro veces. Porque como aficionado, me entristece que iniciativas relacionadas con el modelismo ferroviario, que en Europa sí funcionan, en nuestro país hayan fracasado varias veces estas mismas iniciativas de este mismo tipo, de similares características, por los motivos que sean. 

Voy a valorar también en esta puntuación al personal que trabajó en Scòpic Miniatur Barcelona. Personas y modelistas de reconocido prestigio, venidos de todos los rincones de España, algunos de ellos "ilustres foreros" en los principales foros de debate ferroviarios de internet, gente con experiencia en modelismo digital que sabía lo que hacía, formando parte del personal "técnico" de la gran maqueta. Siempre dispuestos a escucharte y resolver las dudas que se les planteasen. Había también mucha gente joven, atendiendo al cliente en las taquillas, o al manejo del "Tren Tripulat". Gente amable y cordial, en general. 

En cuanto a la limpieza del lugar, era impoluta. Los lavabos siempre muy limpios, así como todas las instalaciones, en general. Daba la sensación de estar en Europa, y las instalaciones estaban al mismo nivel de iniciativas de este tipo en Europa.

Por todo ello, mi valoración es la siguiente (en una puntuación máxima sobre cinco estrellas):

Relación calidad-precio: ****

Nivel de acabado y reproducción de la gran maqueta a escala HO: *****

Nivel de acabado y reproducción del circuito de modelismo tripulado: ****

Amabilidad y cordialidad del personal: ****

Limpieza de las instalaciones: *****

g) Bibliografía:

Para el apartado relativo a las tarifas y los precios de Scòpic Miniatur Barcelona, he consultado los folletos que daban en la entrada de acceso al recinto, y que todavía conservo.

En cuanto a las fechas concretas de la inauguración del recinto y de su triste final, he buscado la información en varios foros de debate ferroviarios de internet, en los cuales yo mismo participo y también aporté información en este sentido. Por ejemplo, se puede encontrar mucha información en este hilo de Forotrenes: https://www.forotrenes.com/foro/viewtopic.php?f=6&t=60165 

También se puede visitar este enlace, a mi cuenta de flickr, en cual tengo una gran selección de fotografías tomadas en Scòpic Miniatur Barcelona, en mis mútliples visitas, cuyo enlace es: https://www.flickr.com/photos/oscar440/albums/72157651918133505

Todas las fotografías que ilustran esta entrada son propias, y las tomé en una de mis visitas a Scòpic Miniatur Barcelona, concretamente el día 11 de Julio de 2.015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario